volver

Cómo asegurar la protección de personas con discapacidad

El diseño de las medidas encaminadas a la protección y seguridad de los ocupantes de un edificio debe considerar, en todas sus fases, la presencia de personas con alguna discapacidad sensorial, motora o psíquica.

Afortunadamente, el desarrollo normativo de los últimos años ha contribuido a que el diseño arquitectónico de los edificios mejore su accesibilidad y uso para discapacitados, así como su inserción en el mercado laboral. Este hecho supone que, en cualquier tipo de centro, puedan estar presentes personas que requieran de atención especial en caso de emergencia.

Resulta evidente que la correcta adaptación de las medidas de protección así como la dotación de determinados medios e instalaciones es crucial para garantizar la seguridad de TODOS, sin ningún tipo de discriminación.

Queremos destacar algunas medidas, sin entrar en valorar la obligación legal de su adopción, que permiten, sin grandes inversiones, mejorar la seguridad de las personas discapacitadas:

Sillas de evacuación

Disponer de este tipo de sillas permite realizar una evacuación cómoda y segura de aquellas personas que no puedan abandonar el edificio por sus propios medios. Son especialmente útiles cuando los recorridos de evacuación implican la bajada de unas escaleras. Es recomendable una formación previa al personal responsable de su uso.

Sábanas de evacuación

Facilitan la evacuación segura de personas con movilidad reducida en recorridos que impliquen bajada o subida de escaleras.

Adaptación de planos «usted está aquí» y señalización para personas con discapacidad visual

El diseño e impresión de planos de evacuación en altorrelieve y con indicaciones en braille permite, a las para personas con capacidad visual reducida, disponer de información sobre su ubicación, la localización de equipos de protección contra incendios (pulsadores, extintores…), los recorridos de evacuación, itinerarios accesibles…

Organización y formación de los equipos de evacuación

Es fundamental que, dentro de los miembros de los equipos de evacuación, se designen personas para prestar asistencia a los ocupantes discapacitados. Deben recibir una formación específica sobre la forma de actuar en función de la discapacidad que presenten: sensorial, motora, psíquica. En este último caso, es recomendable que, si es posible, el discapacitado conozca y tenga confianza en la persona que le va a asistir.

Reubicación de pulsadores de alarma y extintores

Aunque las instalaciones existentes, antes de la entrada en vigor del nuevo Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios, no están obligadas a reubicar estos equipos a los nuevos valores de altura máxima, en muchos casos, el coste que implica es asumible y supone una gran mejora en la accesibilidad a estos medios de protección por parte de las personas discapacitadas.

Desde Enion Ingeniería & Protección queremos que la protección y seguridad sea un derecho de TODOS. No dude en ponerse en contacto con nosotros para ampliar información o si precisa adaptar sus instalaciones.